Sin categoría

Fincas Rústicas para cazar en España

Cuando vemos carteles de «vendo finca» a menudo pensamos en lugares en el campo para pasar unos días de vacaciones o relajarnos del estrés diario. Pero en nuestro país también hay un gran número de personas que se interesan por las fincas rústicas porque son el lugar ideal para practicar una de sus aficiones favoritas: la caza.

Claro que no todos los terrenos que podemos encontrar en los carteles de fincas en venta son aptos para practicar este deporte. Entre los datos que tendremos que tener en cuenta a la hora de decidir si una finca es perfecta para dedicarnos a cazar destaca especialmente su ubicación geográfica, así como las especies que podremos encontrar en ella. También es preciso tener claro que no es lo mismo una finca para cazar a nivel personal que un espacio que se pretenda alquilar para el uso y disfrute de otros cazadores.

Existen tres tipos principales de cotos de caza en nuestro país. Por un lado están los cotos privados, que consisten en ficas rústicas cuyos dueños la utilizan para cazar en sus ratos libres. Por otra parte, podemos encontrar los cotos intensivos de caza, en los que se sueltan de vez en cuando especies criadas en granjas para su aprovechamiento para la caza. Y finalmente podríamos hablar de cotos sociales, iguales a los privados pero pensados especialmente para clubes deportivos o asociaciones de cazadores.

También podemos dividir las fincas rústicas dedicadas a la caza en cotos de caza menor y cotos de caza mayor. Los primeros tienen que tener un mínimo de 250 hectáreas, y en ellos se suelen cazar pequeñas especies como conejos o perdices. Los cotos de caza mayor deben tener 500 hectáreas, y en ellas hay especies como jabalíes o gamos.

Una vez que hayamos decidido el tipo de finca que necesitemos para cazar, tendremos que asegurarnos de que todo aquel que se disponga a practicar en ella este deporte disponga de su correspondiente licencia de caza. También es importante respetar las vedas, prohibiciones para cazar determinadas especies en épocas del año muy concretas. Pero siguiendo estas pequeñas normas podremos convertir nuestras fincas rústicas en lugares donde disfrutar del deporte en plena naturaleza y del contacto con los animales.

11/10/2012 / Por / en
España sigue siendo líder en agricultura ecológica

Uno de los motivos por los que muchos se interesan por las fincas rústicas es porque están interesados en introducirse en el mercado de la agricultura ecológica. Algunos buscan fincas en venta porque quieren plantar su propio huerto con el objetivo de autoabastecerse, es decir, de consumir productos cultivados por ellos mismos, que suelen ser más sanos y tener muchas más propiedades que los que se pueden encontrar en las tiendas. Pero también hay personas que lo que desean es tener su propio espacio en el campo para dedicarse a la agricultura ecológica de forma profesional. Y aunque estemos en plena crisis económica, lo cierto es que los últimos informes que se han elaborado al respecto afirman que emprender en este negocio no es una idea descabellada ni mucho menos.

Y es que nuestro país sigue siendo líder europeo en producción de agricultura ecológica. El año pasado, y por cuarto año consecutivo, según los últimos datos elaborados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, España es el país de la Unión Europea con un mayor número de hectáreas dedicadas al cultivo de agricultura ecológica, y asegura además que esta cifra ha aumentado en más de un 11% con respecto a las de 2012. Sin duda se trata de muy buenos datos que calientan los motores para Biocultura, la nueva y gran cita del sector «bio» en Madrid.

Este crecimiento en las hectáreas dedicadas a la agricultura económica se ha producido prácticamente en todas las Comunidades Autónomas de forma casi paralela. Por lo tanto, estés donde estés probablemente sea ahora el mejor momento para plantearte empezar a fijarte en los carteles de «vendo finca» si quieres hacer de la agricultura ecológica un modo de vida. Los altos índices de paro y el estrés de la vida en la ciudad pueden llevar a muchos ciudadanos a considerar que una vuelta al campo es la mejor opción, tanto a nivel personal como profesional. Y visto lo buenos que son los datos que circulan en torno a la agricultura ecológica, parece que introducirse en este negocio es una de las mejores formas de mejorar una situación económica que está causando numerosos estragos.
02/10/2012 / Por / en
Vivir en una finca rústica, un estilo diferente

Tener fincas rústicas es algo más que tener un lugar en el que ir a pasar las vacaciones, es el primer paso para tener un estilo de vida completamente diferente que puede hacerte muy feliz.

Con el dinero que se invierte en una adquisición de este tipo, es lógico que quieras y necesites estar plenamente seguro de que tipo de construcción deseas. En cualquier empresa especializada encontrarás opciones de donde, casi con total seguridad, escogerás alguna que te guste. Para ellos lo mejor es contar con asesores, que puedan orientarte para encontrar la mejor opción para tu compra.

Y es que cuando empezamos a echar un vistazo a las fincas en venta es importante que nos fijemos no sólo en el precio, que debe ajustarse a nuestro presupuesto, sino también en que se adapte al uso que queremos darle, ya que no es lo mismo ir al campo a pasar el día que tener una de estas viviendas como primera residencia aunque esté lejos de la ciudad.

La ubicación es otro punto importante, pero pueden encontrarse Fincas rusticas ubicadas en distintas zonas, lugares muy especiales llenos de naturaleza, belleza, con un toque de romanticismo, o bien un lugar que a pesar de estar alejado del mundanal ruido cuente con un toque de modernidad.

Pero elijamos lo que elijamos, una cosa está clara: nuestro estilo de vida cambiará por completo. Descansar durante las vacaciones, alejarse del estrés los fines de semana, invitar a la familia o a los amigos y celebrar los grandes eventos sin necesidad de contratar un restaurante son algunas de las opciones que podremos llevar a cabo en nuestra nueva propiedad.

Y para lo que es una idea totalmente genial es para los jubilados. La compra de una finca rústica a tu elecció, te garantiza lo que siempre has soñado, después de una vida llena de trabajo y esfuerzo: un lugar en el que disfrutar con nuestra pareja en un entorno de paz y tranquilidad.

Además, a los más pequeños suele apasionarles el campo, por lo que las fincas rústicas se convierten en el lugar perfecto para disfrutar de unos días junto a los nietos.

Claro que no hace falta llegar a la jubilación para disfrutar de los beneficios que trae vivir en plena naturaleza. Ejecutivos y empresarios pueden encontrar aquí una forma estupenda de alejarse del estrés.

26/09/2012 / Por / en
Motivos para comprar fincas rústicas

Cuando vemos fincas en venta, uno de los motivos que pueden llevarnos a plantearnos comprarla es tener un lugar en el que escapar de la polución y el estrés que encontramos en la ciudad.

También hay quien lo que quiere es tener un sitio en el que reunir a la familia en la época estival. Recibir a los hijos, nueras, yernos, nietos, sobrinos, y demás familiares será motivo de grandes momentos. Por ello es importante que busquemos una vivienda con comodidades que serán del agrado de toda la familia.

Claro que el verano no es la única época en la que se puede disfrutar abiertamente de las fincas rústicas. La Navidad o el fin de año también son momentos perfectos para pasar unos días en un lugar apartado del mundanal ruido. Por no hablar de los grandes ventos como bodas, bautizos y comuniones, que siempre se disfrutan más en este tipo de sitios.

Y no es necesario irse muy lejos para ello. Si tienes esa necesidad de vivir en el campo y brindar a tu familia un lugar más saludable para vivir, puedes encontrar tu finca perfecta en las inmediaciones del lugar en que trabajas. Es perfecto tener este tipo de casa como vivenda habitual, disfrutando del aire fresco, la armonía de la naturaleza y la tranquilidad de un lugar en el que no cabe el estrés.

Además de vivir más tranquilos, también estaremos más sanos, puesto que todos conocemos los efectos negativos que la contaminación de la ciudad puede causar en nuestro organismo.

Por lo tanto adquirir una finca en el campo no sólo es un lujo, es una forma gratificante de aumentar nuestra calidad de vida. Seremos personas más saludables, sanas física y psicológicamente, y tendremos la autoestima mucho más alta.

Las fincas rústicas también son muy recomendables para los amantes de los animales, puesto que son el lugar perfecto en el que disfrutar de nuestras mascotas, que en un piso no tienen cabida.

Los sueños de toda una vida se pueden hacer realidad en este tipo de viviendas. De pequeño todos hemos imaginado correr por hermosos jardines en la compañía de nuestros seres queridos, y ahora es el momento de cumplirlo.

Por lo tanto, si quieres escapar de la rutina de la ciudad, busca carteles de «vendo fincas rústicas».

19/09/2012 / Por / en
Fincas Rústicas, ideales para pasar el fin de semana

Todos hemos soñado alguna vez con disponer de una vivienda fuera de la ciudad en la que pasar nuestro tiempo libre. Especialmente quienes viven en pisos pequeños o en grandes ciudades en las que la vida es un poco más estresante, a menudo desean tener un lugar en el que olvidarse de las preocupaciones laborales y familiares.

Por ello, al ver un cartel de «Vendo finca» es muy probable tengamos curiosidad por pensar cómo sería la vida en una de estas viviendas, pero también que nos preguntemos como encajaría una de estas propiedades en nuestra rutina diaria. Pues bien, todos sabemos que las fincas rústicas pueden ser el lugar perfecto para pasar el fin de semana con nuestra familia o nuestros amigos. Incluso si tenemos niños pequeños, tener sitio donde pasar un par de días al aire libre puede resultar ideal.

Y es que el fin de semana es uno de los momentos más esperados de la semana, ya que se tiene mucho tiempo libre, y siempre intentamos pasarlo de la mejor manera por lo cual lo ideal es encontrar alguna actividad para realizar en familia, tanto detro de nuestra casa como fuera de ella, con la posibilidad de dar un paseo, sin tener que realizar viajes demasiado largos.

Por ello, adquirir una finca en las inmediaciones de nuestra ciudad de residencia puede resultar perfecto, ya que así tendremos el sitio perfecto para desconectar en esos días en los que el estrés no nos deja disfrutar de las pequeña alegrías de la vida. Para ir en pareja, resulta de lo más romántico, con la posibilidad de dar bellos paseos al atardecer. Y para familias con niños, es ideal que tengan sitio donde correr y jugar en plena naturaleza.

14/09/2012 / Por / en